Cliente acude a nosotros para tener una SEGUNDA OPINIÓN, porque las máquinas de aire recién instaladas en su oficina no enfrían.
El diagnóstico que le dio la persona que le montó las máquinas fue problemas de electrónica derivados de una deficiente instalación eléctrica, y por tanto, no lo cubre la garantía.
Rápidamente observamos la falta de gas. Localizamos una fuga en una de las máquinas interiores, por tanto debiera cubrirlo la garantía.
Queda el cliente muy agradecido ya que el problema no lo ha provocado su instalación eléctrica.
El siguiente vídeo es una muestra irrefutable para que el cliente pueda reclamar.